El Regalo Que Necesitas Darte a Ti Mismo

 In Amor Propio, Exito y Felicidad, Suelta Tus Limitaciones

El momento más liberador de mi vida fue cuando decidí renunciar a la guerra conmigo misma. Por ningún motivo o razón, me juzgo ni me culpo de nada. No se imaginan el peso tan grande que me quité. Hoy quiero enseñarte cómo lo hice: empecé la práctica del auto-agradecimiento.

Hay una gran diferencia entre culparme y tomar responsabilidad. Como saben soy una gran creyente en tomar responsabilidad por todos los resultados de nuestra vida, lo bueno y lo malo. La mayoría de nosotros “transferimos la responsabilidad” de lo malo de nuestra vida a otras personas o circunstancias. Aún cuando se trata de cosas buenas, en ocasiones las disminuimos y no nos damos el mérito. Tenemos un problema diciendo “yo lo hice,” para bien o para mal.

Para liberarme de esto, hace unos años empecé un ejercicio: hice un esfuerzo intencional de enfocarme en lo crucial de mi vida y me agradecí por ello todos los días. Los resultados de mi práctica de “auto-agradecimiento” han sido transformadores.

Hoy suelto más fácil, me molestan menos cosas, vivo con propósito, me tengo compasión y he desarrollado un amor genuino por mi misma. He simplificado mi vida drásticamente. Tengo menos cosas; para sorpresa de muchos toda mi ropa cabe en sólo 2 maletas. Tengo menos amigos, pero los que tengo, valen oro. Hay más calidad en mi vida y mucha menos ansiedad, menos drama, menos objetos, menos peso. Puedo volar. Un corazón agradecido es tierra fértil para milagros. Si te interesa esta forma de vivir, sigue leyendo.

Empecé el proceso de auto-agradecimiento escribiendo todos los días 10 cosas por las que estaba agradecida. Habían días difíciles pero seguí con mi compromiso. Un día sólo pude escribir 10 veces: gracias porque estoy viva. Este ejercicio me hizo desarrollar un sentimiento de balance en mi vida. Al ver mis listas de agradecimiento semana tras semana, empecé a ver los patrones de las cosas que más me importaban: mi salud, mi familia, mi paz, el amor, mis amigos, la libertad que el dinero me daba y lo que me permitía disfrutar, poder ayudar a otros, poder usar mis talentos para generar valor, las oportunidades que estaban frente a mi. Me dediqué a cuidar y proteger lo que es realmente importante. Simplifiqué mi vida radicalmente. 

Cuando no haces nada y dejas que el tiempo pase, eres responsable por todo lo que te hace infeliz en tu vida. Todos los días nos enfrentamos a esta decisión: si el dolor de cambiar hoy es más grande que el dolor del arrepentimiento mañana por el tiempo perdido. No conozco a nadie de 70 años que suene feliz con su vida. Siempre hay remordimiento por el tiempo perdido y un sentimiento de haber desperdiciado su vida. No quiero ser uno de ellos. Estoy de afán.

El regalo que necesitas darte a ti mismo es agradecerte constantemente porque estás haciendo lo mejor que puedes. Tienes que darte las gracias de manera intencional para llenarte de poder y actuar como un protector radical de tu amor propio. Si no sabes cómo empezar esta nueva mentalidad de “auto-agradecimiento”, aquí van varias ideas:

1. Agradece por donde estás ahora, en vez de sólo enfocarte en dónde deberías estar. Sólo puedes llegar allá con los pasos que des hoy. Aprecia lo mucho que has avanzado. Aprecia lo que has superado. Afirmación: Gracias por mi vida. Gracias porque cada día mi vida mejora. Gracias porque dentro de mi tengo todo lo que necesito para que mi vida sea tan feliz como yo quiera.

2. Confía en los tiempos de tu vida. Los grandes logros toman tiempo porque tienes que convertirte en la persona que debes ser para tenerlos. Afirmación: Gracias por los talentos con los que nací. Estoy abierto a las oportunidades que vienen en camino para usar mis talentos. Estoy listo.

3. Sorpréndete a ti mismo con tu enfoque y determinación. Al final de cuentas, no hacemos las cosas por los otros, sino por nuestro avance personal. Las personas van y vienen, pero la relación con nosotros mismos es la más importante que debemos cultivar. Si no estoy feliz conmigo misma, jamás podré ser una buena esposa, amiga o socia. Afirmación: Siempre escojo la determinación y jamás a renunciar. Siempre termino lo que empiezo. Siempre cumplo mi palabra.

4. Empieza algo que te llene de orgullo: ese negocio desde casa, esa oportunidad para servir, tomar esa clase, entrenar para esa carrera. ¡Hay tanto por hacer!

La mente ocupada no tiene tiempo para deprimirse, ni para la ansiedad, ni para sentir envidia. Deja de pensar y empieza a hacer. Pensar las cosas demasiado te conlleva a pensar en cosas negativas. 

5. Si tu día no va bien, detén lo que estás haciendo y cambia deliberadamente la frecuencia en la que estás. Si dejas que el sentimiento de tristeza siga tomando poder cuando hables de lo triste que te sientes, seguirá manifestando cosas que no quieres en tu vida: más tristeza, más ansiedad. ¡Tienes que volverte alérgico a sentirte triste sin razón!  Mientras esperas que algo pase, te tengo una noticia: tu puedes deliberadamente cambiar la frecuencia en la que estás (Mira estas ideas). Desde hoy lo sabes: es tu poder. Si no lo haces estás escogiendo la tristeza de manera intencional.  Afirmación: tomo la decisión de no escoger de nuevo el dolor. Ahora escojo la paz, la felicidad y la abundancia para mi y para los que me rodean.

6. Cada vez que te mires al espejo, mírate con amabilidad. Somos muy duros con nosotros mismos. Somos todo lo que tenemos. Ten compasión de ti mismo. Has ganado varias batallas. Estás luchando otras. Tienes cicatrices de campeón. Mereces todo el amor que puedas darte.

7. Acepta los cumplidos de los otros. Cuando alguien te felicite por hacer un buen trabajo, da las gracias. No trates de disminuirlo. No trates de hacerlo pequeño. Siéntete grande y acepta el cumplido. Las mujeres tenemos un gran problema aceptando los cumplidos y felicitaciones. Ya basta.

8. Haz una lista de las veces que has ayudado a otros. Reconoce los momentos en los que mejoraste la vida de alguien. Nunca nos detenemos a pensar en esto, pero a diario hacemos mucho por otras personas. Date las gracias por ser tan generoso. Todo ese bien que sembraste, viene multiplicado hacia ti. El Universo siempre responde. 

9. Perdona libremente. Entiende que la persona que te ha herido está actuando desde el dolor profundo que tiene en su vida. No tienes que cargar con su carga. Tienes mucho que lograr. No guardes rencores, ¡mejor guarda dinero para viajar! Amarte a ti mismo es hacer siempre lo mejor para ti. Eso incluye un corazón completamente limpio de resentimientos.

10. Reserva una cita especial contigo mismo. En el ruido de la vida, que no se te olvide enamorarte de ti mismo, dedicarte tiempo especial y dedicarle tiempo a lo que te gusta hacer. Ver una película, sacar el tiempo para leer un libro o ir al salón de belleza, hacer ejercicio, charlar con tus amigos, ir a una obra de teatro, hacerte un masaje relajante, jugar con tus hijos. Cuando estás feliz haciendo lo que te gusta, así sea por unos minutos, estás en la misma frecuencia de tus deseos y estás más cerca de lo que quieres. Eres prioridad. No te de miedo decir NO a quienes quieran distraerte.

11. Bajo ninguna circunstancia te permitas hablar negativamente de ti mismo. Sólo tu puedes defenderte. Si permites que tu ego te destruya, los otros lo harán también. De tu boca y de tu mente que sólo salga amor y compasión hacia ti mismo. Jamás me oirán decirme a mi misma “me veo fatal, me veo gorda, me veo fea.” Este cuerpo me ha soportado en grandes batallas, me ha defendido de virus, se ha recuperado de dolores fuertes de espalda y me ayudó terminar una carrera de 5 kilómetros la semana pasada. ¡Le debo todo a este cuerpo!

12. Exprésate más. El mundo necesita oírte. Ya basta de callar tu voz y tu opinión por miedo. ¿Qué has ganado con eso? Que no te respeten y que tus deseos no se cumplan. Nadie va a darte lo que quieres si no lo pides. Pide tiempo de calidad, pide aumentos, pide respeto, pide espacio, pide regalos, ¡pide! Pregúntate: ¿Que es lo que realmente quiero? En vez de preguntarte ¿Que debo hacer para agradar a otros?

¿Estás comprometido a darte el mejor regalo a ti mismo? Escribe 10 cosas por las que te agradeces. Escribe 10 cosas que amas de ti mismo. Revisa esta lista cada vez que te sientas infeliz contigo mismo.

Las personas felices y libres son rebeldes, irreverentes y radicales protegiendo su corazón y sus deseos. Las personas felices se dan su lugar y se hacen respetar, aún cuando tienen que tener conversaciones incómodas. Las personas felices crean una capa de amor protectora sobre todo su ser, y no hay palabra, ofensa, traición, dolor, o engaño que pueda quebrar su amor por si mismo. Que maravillosa forma de vivir.

Te invito a que le des la oportunidad a esta nueva forma de pensar y actuar de cambiarlo todo. Comparte este artículo con un ser querido que necesite un empujón para amarse más y déjame tu comentario: ¿cómo vas a amarte más en este fin de año?  ¡Hasta la próxima!

Recommended Posts
Showing 11 comments
  • Janitzia

    Hola Diana, gracias por tú consejo, es verdad, hay que sanar primero nuestro corazón para entablar una buena relación con nuestro entorno, si estamos mal con nosotros mismos, lo estamos con los demas. A veces no logramos perdonarnos a nosotros mismos. Perdonar es gratificante, quita un peso de encima. Gracias, éxitos y bendiciones.

  • Silvana Robles

    Hola Querida Diana

    Essss ( respiro) una lectura que tal vez mi corazón añoraba, llega después de un día nada fácil donde hice todo lo contrario.

    Gracias por compartir tu experiencia !!! Y si estaré feliz de hacer muchas cosas y seguiré cambiando otras, porque soy una mujer afortunada y agradecida con todo lo que Dios colocó y coloca en este universo para mí.

    Un abrazo ??

  • cynthia zambrano

    Diana cada vez que leo sus experiencias me siento libre y le puedo asegurar que ya estoy en proceso de sanación… Bendiciones querido angel de luz .

  • Nury viedma

    Hola Diana agradecidicima contigo tienes toda la razón.Apartir de hoy dedicare mas tiempo para mi dejare de agradar a los demas, primero satisfacere mis deseos. Aprendere a decir No. Cuando me equivoque o me mire al espejo no seré tan gruel. Me dire cosas hermosas, me amaré por siempre

  • Yelisa

    siempre maravillosas tus palabras!

    Un abrazo!

  • Priscila

    Hola Diana muchas gracias tus palabras me dan aliento a no darme por vencida y a sacar fuerza de donde sea para seguir en este trayecto de la vida,a agradecer por todo lo que estoy pasando ahora y a amarme a mi misma. Porque es tal como lo dices si yo no soy feliz conmigo mismo JAMAS podre ser una buena esposa, amiga, confidente. Muchas Gracias y Bendiciones.

  • francis

    gracias por estar allí y enseñarnos a amarnos ese en verdad es nuestra prioridad,porque si no lo hacemos como amar a nuestra familia y al prójimo. gracias bendiciones .

  • Cecibel Brito

    es muy importante reconocer en lo que fallamos ya saber que debemos valorarnos y querernos mas, y actuar y ser agradecidas para mejorar nuestra forma de vivir voy a empezar con ester ejercicio de auto agradecimiento

  • Jose Raul Vargas Feliz

    Es increíble los cambios en nuestras vidas que pueda generar un artículo. Muchas gracias Diana por esta posima de poder mejorar nuestras vidas. Ciertamente que es difícil que un hombre exprese lo que siente ya que somos juzgados por ello pero créeme que escribiendo en esta pagína no me siento de esa manera.

    Gracias por el escrito.

  • Bryan Garcia

    Grandioso texto de verdad ! gracias por tus lineas es grandioso como alguien que no conoces ni haz visto y que quizás nunca la veas o la conozcas te puede ayudar tanto !

  • Laura

    Hola Diana, como estas? me gusto la frase de la mente ocupada… mil gracias… me encanto el post¡¡¡