El Verdadero Valor de Una Crisis

 In Amor Propio, Exito y Felicidad, Suelta Tus Limitaciones

Esta semana empecé a escribir un artículo llamado “El Mapa de Una Vida Extraordinaria.” Es una idea que he venido nutriendo hace un tiempo sobre las distintas áreas que complementan la vida de un ser humano completo y feliz. Es un mapa de vida que sirve de guía hacia dónde debemos dirigir nuestros esfuerzos. Pero, la inteligencia infinita del Universo que todo lo sabe, empezó a moverme a través de experiencias personales y de personas cercanas en mi vida hacia otro tema: el verdadero valor de una crisis. 

Parece que este ha sido un año loco para muchos (incluyéndome):

– Muchos planes emocionantes que teníamos al empezar el año, han cambiado o han dado giros radicales.

– Muchas cosas que esperábamos para este año, aún no han llegado.

– Problemas que creíamos haber superado, han vuelto a aparecer.

Justo cuando todo parece bajo control, aparece otro reto que nos empuja a crecer. Hoy quiero compartir contigo 4 valiosas lecciones que nos ayudarán a ver una crisis desde otra perspectiva. El libro Un Curso de Milagros dice que Dios quiere que aprendamos con alegría, no con dolor. Una crisis es una oportunidad para aprender grandes lecciones y volvernos más humanos. Nosotros decidimos alargar el sufrimiento cuando resistimos y no aprendemos la lección. Una crisis no debe ser el fin de tu vida, sino el principio de una vida con más compasión hacia ti mismo y hacia a los otros. Una crisis te muestra lo que es realmente importante y te ayuda a soltar las apariencias y las relaciones vacías. Estas son las lecciones que he aprendido de las más grandes crisis de mi vida:

1. UNA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD PARA EMPEZAR DE NUEVO

En Diciembre del 2013, en una sola transacción perdí más de $100,000 dólares para la empresa en la que trabajaba. Fue una combinación brutal: mi error humano más la crueldad de un socio de negocios que no quiso ayudarnos. A los 29 años, una pérdida financiera de este tamaño puede resultar en bancarrota, una deuda perpetua y el fin de una vida. Después de 3 días de crisis, llorar, gritar y cuestionar, decidí que así no terminaría mi historia. Me dije: “no llegué así de lejos sólo para llegar hasta aquí.” Dios me había mostrado su favor antes en muchos momentos de mi vida. Dios me había dado señales divinas cuando decidí cambiar de profesión. Entonces decidí confiar en El. Me había metido en un gran problema yo sola. Necesitaba ayuda divina y UN GRAN MILAGRO. Empecé a creer en esta oración y la decía día y noche:

“Lo que intentó herirme, Dios usará para mi ventaja.” La repetía una y otra vez durante el día, en especial cuando el miedo quería invadir mi corazón. Empecé a agradecerle a Dios por adelantado por haberme sacado de esa crisis.

En cuestión de semanas, empecé a cerrar negocios muchos más grandes de los que jamás había tenido. No era coincidencia y había sólo una explicación: Dios me estaba sacando del hueco de mi crisis de manera contundente para que viera Su poder y nunca volviera a dudar de Su mano.  Meses después, decidimos lanzar nuestra propia empresa y empezar de nuevo. Aprendí a respetar y a valorar el dinero. Gané la confianza que no tenía antes para liderar una empresa. Nunca he mirado hacia atrás, sino solo para AGRADECER.

2. UNA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD PARA DESPERTAR Y ESCOGER MEJOR

Nunca he conocido una persona fuerte con un pasado fácil. Pero, llega un punto en nuestra vida en que tenemos que decir YA NO MAS. No tiene que seguir así sólo porque así ha sido siempre. Me rehuso a pensar que Dios haya creado un Universo abundante y que nos quiera dejar a nosotros incompletos y tristes. Dios no crea las dificultades. Recibimos señales y avisos por todos lados, pero las ignoramos. Entonces, la vida NOS GRITA para hacernos reaccionar: problemas, enfermedades, relaciones difíciles. Estamos en un tiempo de DESPERTAR. No ignores ese llamado de perdonar, cerrar capítulos, y empezar a construir la vida para la que naciste. No esperes a que la vida tenga que gritarte de nuevo.  Si estás viviendo una crisis, no la ignores ni alargues el sufrimiento. Mira tu crisis de frente, acepta tu parte en causar este problema, aprende la lección y SIGUE ADELANTE. La causa y la solución a tu problema están dentro de ti. Estoy segura que en la próxima oportunidad escogerás mejor.

Sin despertar y sin organizar tu vida, PIERDES TIEMPO. Regalas tu vida por un precio muy bajo. Lastimosamente, la única forma de despertar y ver nuestra luz es cuando conocemos la oscuridad.  La crisis es la oscuridad. Cuando sufrimos los golpes de la vida y llegamos al límite, podemos decir: YA NO MAS. Merezco algo diferente. Entonces despiertas,  sueltas lo que no te sirve y escoges mejor.

3. UNA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD PARA CONOCER TU FORTALEZA

No sabrás que tan capaz eres hasta que ser capaz sea tu única opción. Estoy orgullosa de mis cicatrices físicas y las de mi corazón. Recuerdo mis procesos más duros y sonrío. Ya no me causan dolor, sino que me hacen sentir fuerte. Me hacen sentir que he crecido y madurado. Me hacen sentir que puedo lograr y superar mucho más de lo que pensaba. Pero sobretodo, me hacen sentir que mi fe se ha fortalecido. No quiero borrar esos momentos de crisis de mi pasado porque son los que me dan la valentía de vivir una vida sin conformarme. Ya conocí lo peor que podía pasar, entonces me volví atrevida con mi vida. Tu crisis no te destruyó, entonces ¡vuélvete atrevido con tu vida!  ¡Pide más, haz más, aprende más, viaja más, conoce más, logra más!  La sabiduría que te deja la crisis no tiene precio. Te conoces más a ti mismo, sabes en quien confiar y puedes usar tu experiencia para servir a los demás.

4. UNA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD PARA APRENDER COMPASION 

Esta es la lección más importante para mi. La compasión con nosotros mismos y con los demás solo se aprende cuando experimentamos dolor. Una crisis nos une con nuestros hermanos porque nos recuerda que todos somos uno. Yo no puedo ser completamente feliz si las personas cercanas a mi vida están tristes, pobres o enfermas. Yo puedo dar lo mejor de mi para ayudar a otros.

No importa tu profesión, vocación o hobby, la misión más importante del mundo es ser y dar amor. Se luz y regala tu luz a otros, no importa donde trabajes o vivas. Puedes dar una sonrisa, un abrazo, una palabra de aliento, un plato de comida, escuchar, amar incondicionalmente. La princesa Diana decía: “Si quieres sanar tu corazón, dedícate a sanar a los demás.”  Tu puedes ser amor porque Dios te creó completo, talentoso y amoroso. 

Constantemente me digo a mi misma:  “Te amo y estás haciendo lo mejor que puedes.” No puedo mantener un resentimiento conmigo misma que ya Dios me perdonó.  Bajo ninguna circunstancia me permito a mi misma criticarme ni decirme cosas negativas. Cuando cometo errores, los acepto y los corrijo, pero no me acuso ni me juzgo. Yo creo con todas mis fuerzas que Dios nos perdona en el instante en que se lo pedimos. Yo no tengo que ganarme Su perdón porque el perdón es por Su gracia.

Observa a las personas que llegan a tu vida en tus actividades diarias. Quienes se presenten en tu vida con ansiedad, estrés o rabia, necesitan más tu amor que tu condena. Tu no sabes el dolor que tienen en su vida. Cuando alguien me ofende, sé que lo están haciendo a través de su dolor.

Una persona feliz no tiene tiempo de juzgar, criticar, envidiar, ofender ni gritar. Hoy puedes empezar a practicar ser y dar amor y mira cómo Dios sobreabunda de amor tu vida.

Si estás pasando por una crisis en tu vida, quiero decirte que aunque no lo entiendas ahora, tienes UNA GRAN OPORTUNIDAD de llevar tu vida a otro nivel. ¡Aprende la lección y sigue adelante!

¡No olvides dejarme tus comentarios! ¿Cuál de estas 4 lecciones has aprendido con tus crisis?  ¡Hasta la próxima!

Recommended Posts
Showing 12 comments
  • Neira

    Hola Diana! Excelente articulo, siempre estaré agradecida; cada uno de ellos me motiva a seguir adelante.. Claro esta de la mano de Dios quien hace el milagro. En este momento el aspecto que estoy colocando en practica es el 3ero. Una crisis es una oportunidad para conocer tu fortaleza. Saludos desde Venezuela!

  • Katiuska Carolina

    Excelente publicaciòn.
    Yo he visto esa oscuridad en Mi vida y lo primero como ha dicho ha sido reconocer a donde me habia dejado llevar y he comenzado a trabajar con ayuda de Dios en Los aspectos que me ayudaran a salir a la luz.

  • Indhira Duverge

    Excelente artículo Diana, gracias por compartir tu experiencia para enriquecer nuestras vidas, Dios te bendiga!!

  • Janu Motta

    Excelente publicación!!
    En este momento estoy viviendo una crisis compleja y es cierto he aprendido mucho hasta ahora.
    Aún no siento la fuerza para salir de ella si fuese el caso tener que abandonar la situación o sino pienso que en algún momento cambiara de crisis a bienestar y evolución.
    Ya veré
    Saludos cordiales y muchas gracias!!

  • Yovana

    Excelente artículo! La mayor experiencia y sabiduría son las crisis.

  • Yanelin Florián

    Maravilloso artículo, te felicito Diana. Es una herramienta muy eficaz
    para salir de la crisis; leerlo, analizarlo, y sobre todo, incorporarlo
    para crecer.

    Creo que a mis 47, ya he aprendido las 4 lecciones, por eso me identifiqué
    tanto con tu artículo. Pero también pensé que sería de gran ayuda para
    alguien muy cercano a mí que está atravesando la situación número 1 y la
    número 2.

  • Johanna

    Gracias por compartirlo pues realmente estoy en un momento de Crisis global…Mi esposo partio a la presencia de Dios hace 4 meses, era mi todo y nuestros hijos. atravieso las 4 etapas descriptas.

    En Dios está puesta toda mi esperanza y se que pronto vere su propósito y saldré fortalecida.

  • Maricely

    Nada en mi vida es casualidad y todo forma parte del plan perfecto que Dios tiene para mi vida.
    Te agradezco el que me hayas seguido a través del Twitter porque tu curso y palabras y principalmente, tú, llegan a mi vida en estos momentos. Dios te siga llenando de luz y bendición.
    Gracias miles

  • Raquel Barrientos

    Waoo he sido bendecida grandemente con tan excelente artículo. Dios te bendiga sobremanera Diana y te de cada día más sabiduría para tu ministerio.

  • Diana

    Sin lugar a dudas son muy acertadas tus publicaciones, el curso de Milagros me habla a través de ti y de tu luz, gacias por compartirla!!!!

  • Yvonne Perez

    Gracias Amiga por toda su leccion verdaderamente muy necesario. Con mucha constancia y dedicación se logran las metas propuesta.

  • Rodolfo

    Muchas gracias. Excelente articulo. Grandes lecciones para poner en practica.