¿Es el Dinero Enemigo de la Espiritualidad?

 In Como Atraer Más Dinero, Exito y Felicidad, Suelta Tus Limitaciones

Leo todo tipo de libros. He leído libros de superación personal, cristianos, budistas, nueva era, de hinduismo. También libros del subconsciente, sicología y de la ley de la atracción. Mi hermana me dice “ecléctica.” Yo me considero “curiosa insaciable.”  Todos estos libros, sin falla, hablan de lo mismo con diferente nombre: alinearnos con Dios, el Universo, tu guía interior, el amor, la luz, la fuerza, la sustancia y la inteligencia creadora. Desde hace mucho tiempo dejé de pensar que creer en mi Dios es el único camino correcto, y que todos los demás están condenados. Esto es un invento de humanos egoístas y ególatras. A esta gran fuerza creadora que algunos llamamos Dios, le encanta ser llamado en variedad de nombres, mientras le sigamos llamando. Si lo piensas objetivamente, todos creemos en el mismo Dios, con diferente nombre.

Empiezo con esto porque una de las principales discusiones de la vida moderna con sus grandes extremos de riqueza y pobreza, es la obligación de escoger entre la espiritualidad y el dinero. Algunos dicen: “Si quieres ser espiritual, no deberías desear dinero porque todas las personas con dinero son materialistas y malvadas.”

Pensar de esta forma es el principio del fin. En mi opinión, la abundancia es lo que anhelamos y esta incluye muchos aspectos, entre esos paz espiritual y dinero. Con dinero puedes comprar estabilidad (una casa y alimentos) y muchas alegrías (viajes, hobbies, un buen colegio para tus hijos).

Cuando una persona es realmente espiritual, todo en su vida debe reflejar abundancia porque nuestro espíritu es abundante. Me rehuso a pensar que una persona ha logrado madurez espiritual si su vida está llena de deudas, pobreza y hambre. Esto es completamente lo contrario a lo que Dios quiere para nosotros. 

El ego quiere mantenerte pequeño, limitado y víctima, NO Dios. Ser espiritual es sentirse alegre, en paz, en gozo, y con esperanza. Te aseguro que así no se sienten las personas pobres.

Debemos aprender que el dinero como objeto es neutro de energía. Es sólo un papel en tu mano o números en tu cuenta bancaria. El dinero no puede tomar decisiones por sí solo. Es la energía que producimos cuando pensamos en dinero la que lo vuelve bueno o malo:

  • Si alguien te robó dinero en un negocio, relacionas el dinero con tus sentimientos de frustración y rabia.
  • Si gastaste todo tu dinero en fiestas y compras, relacionas el dinero con tu culpabilidad y falta de dominio propio.
  • Si estás muy endeudado y todo lo que ganas lo pagas en deudas, relacionas el dinero con obligación y estancamiento.
  • Si tu vecino tiene un mejor carro que el tuyo, relacionas el dinero con competitividad y envidia.

Estos son casos muy comunes. No es sorpresa que muchos sientan que el dinero es algo negativo y les cause ansiedad. Lo que empeora esta situación es que ¡trabajan todo el día para conseguir dinero! Entregan toda su energía y productividad durante toda su vida para generar dinero, aún cuando piensan que es algo malo. Nadie podrá jamás ser feliz si dedica toda su vida a conseguir algo que le genera ansiedad. La abundancia no puede surgir de ese patrón de pensamientos negativos contra el dinero, no importa cuan duro trabajes. A partir de hoy, es tu responsabilidad separar el dinero como objeto neutro, de tus sentimientos negativos causados por experiencias pasadas.

El dinero es una herramienta y un fin, no la causa ni la razón de la escasez. El dinero sigue nuestras órdenes mentales y espirituales. Lo hemos aprendido todo al revés y es hora de empezar a des-aprender. 

La riqueza material es una extension de tu energía y de tu abundancia espiritual. Desde esta perspectiva, el dinero y la espiritualidad se complementan y juntos pueden permitirte disfrutar una vida plena en todo sentido. Es cierto que el dinero no hace todo perfecto ni lo soluciona todo. El dinero no puede curar un cáncer, pero si puede darte tranquilidad sabiendo que tu familia tiene todo lo que necesita mientras te recuperas en un excelente hospital con los mejores médicos.

Las personas espirituales son las que más deberían aprender a crear dinero y riquezas. La espiritualidad se trata del crecimiento en nuestra vida y el dinero paga por experiencias que nos ayudan a crecer: cursos, terapias, viajes, estudiar, ayudar a otros, empezar proyectos, empezar negocios, invertir, entre muchas otras cosas.

¿Te imaginas cuánto bien podríamos hacer si millones de personas con paz espiritual, claridad mental, compasión y deseos de servir tuvieran millones de dólares disponibles para ayudar y cambiar la vida de otros?  No es la maldad de pocos la que permite tanta desigualdad en el mundo. Es la falta de amor colectiva de muchos la que continúa creando la necesidad que continuamos ignorando. Con dinero, podemos llegar y servir a millones en el mundo para cambiar vidas de miseria a oportunidades. ¿De eso acaso no se trata la espiritualidad?

Recommended Posts
Showing 6 comments
  • Silvana Robles

    Excelente lectura, me encanto. La verdad tus artículos han abierto aun mas la mente en esta estaba que recien comienzo, felicitaciones Díana.

  • Miurica

    Ahora mas que nunca estoy convencida que el tiempo de Dios e perfecto, tu pagina, tus artículos este articulo en particular ha llego en un momento muy importante para mi, gracia por compartir tus pensamientos y experiencias amiga.

  • Eliana

    De acuerdo contigo, somos un TODO y debemos estar en equilibrio, incluyendo para el bien común obviamente el deseo de tener dinero y prosperidad responsable!

  • Claudia grajales

    Somos hij@s de un Dios Todopoderoso y por ello tenemos que vivir y actuar de tal forma que sirvamos a las demás personas.

  • Genesis

    Muchas Gracias! 🙂

  • Ana de los Angeles

    Gracias Diana, te guardo en mi corazón como una mejor amiga, aún sin conocerte en persona.
    Gracias!