Diana Zuluaga logo

¿Conoces el arquetipo de la prostituta?

Shock total ese título, ¿no?

Lo importante es que estás aquí porque hoy vas a leer algo que cambiará tu vida.

Uno de los pasos más importantes que debes cumplir en la evolución de tu alma es reconocer e integrar la influencia de los arquetipos subconscientes en tu vida.

En Mujeres Luminosas y en nuestros programas de espiritualidad hacemos un trabajo profundo con 4 arquetipos. Pero el que más cuesta es el arquetipo de la prostituta. Resistencia total.

Es normal que tu mente se vaya al cliché: a  la mujer de la calle.

Pero este arquetipo contiene mucho más que eso.

¿Qué pensarías si te digo que todos nos hemos prostituido en algún momento de nuestra vida?

Esta es la cuestión: 

Este arquetipo representacuánto estás dispuesto a vender tu moral, tus valores, tus ideas, tu tiempo, tu alma, tu cuerpo, por la supuesta seguridad física, de dinero, de sueldo, de protección, de cariño, de estatus o de nivel.

Usualmente este arquetipo se relaciona a prostitución del cuerpo, pero esa versión es la más limitada de este arquetipo. Hay mucho más. Nos regalamos todo el tiempo.

Este arquetipo te pone a prueba cuando tu seguridad física está amenazada: dinero, hogar, emociones, relaciones, estatus, legalidad, custodias, reputación. 

¿Puedes mirarte y con toda sinceridad reconocer qué áreas de tu vida sigues tolerando, por no perder algún tipo de seguridad?

– Un empleo que detestas, pero que te da un sueldo y comodidad

– Un tipo de producto o servicio que hace mucho no quieres vender, pero que se vende fácil y es cómodo

– Un cliente que te absorbe la vida, pero prefieres evitar el conflicto 

– Una relación que hace mucho murió, pero te da un título, una identidad o un estatus

– Una padre o madre influyente en tu vida que controla todos tus movimientos, pero te financia la vida

– Todo lo que haces que no quieres hacer, pero sigues haciendo, atentando contra tu integridad.

Ahhhhhh.

¿Ves toda la influencia que tiene?

Este es uno de los trabajos más importantes que tienes que realizar como mujer para liberarte.

Reconocer que:

  • – Absolutamente nadie es dueño de tu tiempo, energía, ideas, compañía o esfuerzo
  • – Que tu Fuente es solo una: literalmente la fuente del Universo. Dale la oportunidad de llenarte, ¡sin pedirte nada a cambio!

El arquetipo de la prostituta sanado e integrado se convierte en la guardiana de la fe:

Si tienes fe, nadie podrá comprarte. Sabes que la presencia Divina puede darte todo lo que necesitas.

Entre más consciente eres de tus arquetipos y patrones, más escoges formas de relacionarte desde tu poder y convicción.

Tus arquetipos te ayudan a mantenerte altamente espiritual mientras interactúas en la experiencia física, sin comprometer tus valores.

Porque mi querida:

No hay absolutamente nada allá fuera que pueda pagar tu precio.

Eres completa, pero tienes que trabajar diligentemente por creerlo en tu mente y en tu alma. Y eso solo se logra con un trabajo profundo. 

Con amor, Diana

COMPARTE:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre más

Artículos relacionados