Diana Zuluaga logo

¿Estás regalando todo tu DINERO?

¿Sientes que tu vida se ha llenado de proyectos, misiones, compromisos, relaciones, conexiones y que es complicado dar a basto para cumplir con todo?

Esto le sucede hasta a las mujeres más organizadas.

Simplemente tienes una agenda organizada pero bastante llena.

Aunque disfrutas de una buena vida, negocio o empleo ¿Estás esperando a que se abra un espacio de tiempo para hacer otras cosas que te apasionan?

Si eres como yo, te has detenido a cuestionar:

¿Es esto la vida?

¿Es todo esto necesario?

Hoy voy a compartir contigo una de las habilidades más importantes que aprenderás en Riqueza del Alma:

La regulación de tu disponibilidad energética.

Es posible que nunca hayas escuchado de esto.

De lo contrario, ya estuvieras operando tu vida de otra forma. Tal vez ya tuvieras toda la satisfacción y la riqueza que deseas.

Es posible que nunca hayas aprendido esto:

Que tú tienes la capacidad de regular, abrir, amplificar y expandir tu disponibilidad energética. Esto significa que puedes decidir cuando, cómo y cuánto estás disponible para dar y recibir.

Del mismo modo también tienes la capacidad de disminuir, cerrar y sellar tu disponibilidad energética para conservarla, nutrirla y potenciarla.

Esto tiene consecuencias poderosas y directas en el tipo de persona, demanda, petición, pregunta, email, invitaciones, crisis o situaciones que recibes.

¿Qué sucede ahora mismo cuando operas energéticamente disponible para todos, sin regularte?

  • Hay demandas constantes de ti y de tu tiempo que surgen de todos lados porque, en un mundo que se regula por energía, siempre hay demanda para llenar las necesidades energéticas de otros. Es tu responsabilidad salirte del juego y de la matrix. 
  • Si tú estás disponible, muchas personas subconscientemente te sienten, te buscan, te necesitan y demandan más de ti.
  • Aunque te prometiste no aceptar más clientes, proyectos, salidas o planes, siempre llega una oportunidad que te hace tambalear y cambiar de opinión. Te hace traicionarte.
  • Aunque te sientes cansada, una parte de ti continúa porque no quieres quedarte irrelevante u obsoleta.
  • Piensas que como todas las mujeres que conoces funcionan igual y dan demasiado, tú debes hacer lo mismo. No quieres verte como vaga o desconectada.
  • Justo cuando por fin llega ese fin de semana de descanso que te prometiste, sale otra oportunidad realmente irresistible. Sufres de FOMO y no quieres quedarte por fuera.
  • No quieres que otros piensen que has cambiado o que te crees mejor que ellos.

¿Te ha sucedido alguna de estas?

¿Tal vez todas?

Lee con cuidado:

Cerrar tu disponibilidad energética va más allá de la mente racional.

Si crees que regularte significa borrar Instagram por el fin de semana, o colgar un email de “no disponible”, estamos lejos de la realidad.

En mi experiencia trabajando con cientos de mujeres altamente capaces y líderes he podido ver que precisamente en esos días cuando, desde su agotamiento crónico, deciden tomar acciones abruptas como “desaparecer”, es cuando más energéticamente disponibles están. 

Necesitan saber que los demás requieren su presencia.

No saben manejar el vacío, el silencio y la falta de ruido.

Necesitan saber que otros la extrañan.

Necesitan sentirse «en alta demanda». 

Esto aumenta por mil tu disponibilidad energética y genera acciones de muchas personas que se conectan con tu descarga y con tu disponibilidad sobre saturada y en exceso, desde tu necesidad.

Surge una crisis y debes ir a resolverlo.

Parece que tú eres la única que puede. SIEMPRE.

Mi querida,

Tu mayor cansancio no viene por hacer cosas, sino por estar energéticamente disponible para todos.

Estos hilos conductores y transmisores continuan operando mientras duermes, mientras “te desconectas”, mientras ves Netflix, mientras tratas de hacer otra cosa.

El tejido celular y los músculos de tu cuerpo siguen operando, no solo tu mente.

Sigue absorbiendo partes de ti.

No has cerrado ni sellado la transmisión.

¿Qué sucede cuando cierras y sellas tu disponibilidad energética?

  • Empiezas a recibir menos emails
  • Recibes menos preguntas en la plataforma
  • Recibes menos comentarios en tus chats
  • Recibes menos invitaciones, colaboraciones, lives, congresos virtuales, etc
  • Recibes menos invitaciones a salidas, bebidas, fiestas, quedadas
  • Se rompen menos cosas en tu casa. Hay menos crisis y caos
  • Tus hijos demandan menos de ti
  • Tu mamá, hermanas, amigas te llaman menos o cuando lo hacen, no es para vomitar todos sus problemas.
  • Dejas de hacer cosas que no quieres hacer. Por consiguiente, dejas de sentirte culpable.

Pero esta es la clave.

Solo empiezas a recibir menos demanda de las cosas que te drenan.

Tú decides qué entra y qué no.

Tú decides todo lo que sí quieres experimentar. 

Empiezas a concentrar, nutrir, potenciar, “cocinar” una potencia energética sanadora que te llena, te nutre y te hace sentir (por fin) descansada.

Por fin 100% presente.

Por fin llena del amor infinito del Universo.

Por fin auto-suficiente.

Por fin plena.

Dejas de necesitar que otros te busquen.

Dejas de chequear tu inbox 1,000 veces al día.

Dejas de chequear tu Instagram 1,000 veces al día.

Dejas de mirar tus grupos de WhatsApp tan obsesivamente.

Dejas de entregar tu energía limitada diaria en lugares que no la merecen.

Empiezas a sentirte con más enfoque y energía para sanarte, perdonar, comprender, ver, intuir, crear, planear, ejecutar, canalizar.

Experimentas la acción alegre.

La acción que emana del gozo.

La acción inspirada rebosante.

No hay mayor felicidad que esta.

Mi querida, te reto a esto:

La próxima vez que te sientas agotada, drenada, sin energía, dividida en múltiples frentes, con la agenda llena, frustrada porque otros usan tu tiempo, con rabia porque otros te gobiernan, empieza a evaluar cuan disponible estás:

  • Busca en el medidor de tu teléfono cuánto tiempo has usado el móvil en las últimas 24 horas
  • Mira tu agenda o calendario (¿Organizadamente lleno?)
  • Mira tu inbox (¿Muchos emails marcados como importantes o urgentes?)
  • Mira cuántos chats tienes abiertos
  • Mira cuántas ventanas tienes abiertas en tu laptop
  • Mira tu sistema de gestión de tareas
  • Mira todos los favores que te piden
  • Mira cuántas personas te llaman con urgencias
  • Miran cuántas personas te piden tus consejos
  • Mira cuántas personas en tu vida operan por debajo de su capacidad aprovechando tu exceso de actividad y disponibilidad
  • Mira a cuántas personas le ofreces tu ayuda, tu tiempo, tu dinero, tu casa, tu voluntariado, tu experiencia, sin que te lo hayan pedido
  • Mira cuantos temas no resueltos tienes
  • Mira cuantas pagos, conversaciones, relaciones o situaciones te rehusas a cerrar y clausurar y se mantienen flotando en tu órbita, robando pedacitos de ti. 

Allí está plasmado.

Allí está la evidencia y la prueba de cuan disponible has estado y sigues estando para todos.

¿El precio que has pagado?

Que te queda muy poca potencia para tu propia vida.

Entonces, seguro estarás pensando:

“Diana, si puedo aprender a regular mi disponibilidad energética para repeler lo que no quiero y lo que me drena, ¿Puedo también elegir las oportunidades y experiencias para las que sí estoy disponible?”

Bingo.

¡Lo has comprendido!

Y ni siquiera tuve que decírtelo.

¿Quieres aprender a regular, abrir, potenciar, cerrar y sellar tu disponibilidad energética?

Empezamos pronto.

Riqueza del Alma nació del corazón de una mujer que por mucho tiempo estuvo disponible energéticamente para miles.

Y cuando por fin aprendí a regularme y elegir quién merece acceso a mi energía, mi vida se expandió hacia adentro y hacia afuera.

Hoy vivo como un campo magnético que vibra con el más alto nivel de alumnos, clientes, amigos y conexiones que no demandan ni absorben de mí más de lo que yo decido dar.

Nadie tiene la capacidad drenarme, elegir por mí, gobernar mi tiempo, usar mi energía, mi conocimiento, mi amor, mi atención, mi experiencia o mis ideas, sin mi permiso.

La potencia unificada de mi energía me permite crear conceptos, métodos, sistemas, productos, experiencias y lanzamientos enteros en pocas horas y con la contundencia de un rayo.

Acciones que a otros les tomaría semanas, meses o años.

O que tristemente nunca logran sacar a la luz. 

La regulación de tu disponibilidad energética para potenciar tu energía unificada y creadora es indispensable para ser una mujer generadora de riqueza en el mundo.

Si el dinero es energía y regalas tu energía todos los días a cientos de personas y situaciones, entonces, ¿Te has planteado que estás regalando tu dinero?

Si quieres ganar más dinero, contribuir más, crear un gran fondo de libertad y ser multiplicadora de dinero, tenemos que ir a buscarlo donde habita tu energía perdida.

Pero no te preocupes.

La Inteligencia Infinita sabe exactamente dónde está todo. Nosotras solo tenemos que prepararnos para hacer el trabajo profundo requerido y abrir las puertas correctas. 

Allí en los puntos de tu cuerpo.

En los portales del subconsciente.

En el alcance de tu aura.

Allí encontraremos todo lo que buscas.

¡Estoy contando los minutos para empezar!

Con amor,

Diana

¡Empezamos pronto!

Riqueza del Alma

Acceso anticipado: 23 y 24 de Abril, 2022

Apertura oficial: 26 de Abri, 2022.

Bienvenida en vivo: 1 de Mayo, 2022.

ÚNETE A LA LISTA DE ESPERA AQUÍ >>>

COMPARTE:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre más

Artículos relacionados