KomienzaCover

KOMIENZA

Entrevista – Komienza Primera Edición (Octubre 2015)
Volando entre lujos con la hermosa Diana Zuluaga 

Co-Fundadora y Chief Travel Officer de Jet D’Or, empresa de jets privados y viajes de lujo.

Diana Zuluaga es una mujer emprendedora nacida en Barranquilla, Colombia, que actualmente vive entre Nueva York y Madrid y tiene bajo sus alas coordinar una red de 4.000 aviones y jets privados trabajando 24/7 para cientos de clientes alrededor del mundo.

Diana es graduada en Ciencias Políticas de la Universidad en Bristol, Inglaterra y tiene un Master en Políticas Públicas de New York University. Su pasión siempre fue el servicio público. Luego de 6 años trabajando en organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, Fundación Clinton, etc. decidió que necesitaba un cambio de aires. Diana quería que sus ingresos fueran el resultado directo de su esfuerzo y  empezó desde cero a buscar trabajo en la industria de los viajes de lujo.

La experiencia internacional que había ganado en el servicio público, se tradujo perfectamente para trabajar con clientes de alto patrimonio y escalar más rápido en el sector privado. Luego de unos años ganando experiencia y después de muchos retos, decidió dar un salto y fundar Jet D’Or.

EL NACIMIENTO: “Un sueño hecho realidad.”

Jet D’Or nace cuando Diana decide, después de unos años de trabajar en la industria de los aviones y jets privados, que podría hacer más o mejores cosas desde su propia empresa.

Así que un buen día, se fue de la compañía para la que trabajaba inspirada por sus clientes más cercanos, una laptop, su teléfono y muchas ideas listas para emprender.  Esto, Diana nos lo cuenta en su página web personal; pero ya llegaremos a esa parte (www.dianazuluaga.co).

LOS PRIMEROS DÍAS: “Una vida bajo tus propios términos.”

“Al inicio, el cambio puede afectarte psicológicamente. Ahí estaba yo, con mi laptop, una línea telefónica y la conexión a internet”, dice Diana. “Antes me ponía mis tacones y mi ropa; ahora me encuentro sentada en la sala de mi casa, en pijamas, firmando los primeros contratos”. Menciona que los primeros días de “libertad” son los más peligrosos, pues ese sentimiento de falta de presión puede hacer que termines perdiendo el tiempo sin ni siquiera quererlo. La independencia requiere mucha disciplina y control propio.

LA DECISIÓN: “Cosa de Co-Fundadores.”

Al momento de escoger a esa persona que te acompaña en el camino a la cima, lo más importante es que sus habilidades se complementen. En palabras de la misma Diana: “Uno debe dar la cara a los clientes y proveedores y el otro debe planificar y organizar.”

Siempre habrá situaciones que requieran tomar acción en cosas que no te gusten hacer, pero con el socio correcto, el proceso podría ser mas fácil. Ambos deben estar comprometidos al 100% ;al éxito de la empresa.

ENTRE LOS MAS GRANDES: “Capacidad, éxito, inteligencia.”

Tomar el salto en una ciudad como Nueva York, tan llena de gente exitosa, con muchísimo dinero y conocimientos, puede llegar a intimidar a cualquiera. “La confianza en mi misma fue lo que me ayudó a dar el gran paso a emprender,” comenta Diana, “lo peor que podía pasarme era tener que volver a mi carrera anterior.”

Emprender es para personas persistentes; es algo que se trata de ensayo y error. Este es un camino largo por el cual debes transitar mucho tiempo antes de que parezca un éxito. Bien vale cada gota de esfuerzo cuando se llega al resultado final.

LOS SECRETOS PARA SER MEJOR: “Técnicas ninja para que no se te escape nada.”

Para ser emprendedor, es sumamente importante ser organizado, y Diana, nos dice sus secretos para mantenerse enfocada.

“Soy amante de las listas. Tengo listas para todo: amigos, trabajo, ejercicios, comida, viajes, etc.” Nos comenta que es imposible atacar todo en un solo día, y la única forma de que no se le escape nada, es manteniéndolo anotado.

Otro secreto que nos da, es tomar en cuenta el tiempo que nos tardamos en cada tarea; de lo contrario, podríamos gastar todo el día respondiendo correos o en social media y descuidas otras aras importantes en un día de trabajo.

Diana nos confiesa que “hacer ejercicio por lo menos 4 veces a la semana, sirve de meditación”. Toma por lo menos una hora de su día para hacer ejercicio, independientemente de lo que tenga pendiente por hacer. Esto le ayuda a mantener un nivel alto de energía durante todo el día.

A menos claro, que tenga una reunión importante con un cliente.

MUJER EMPRENDEDORA: “¿Qué se siente? ¿Qué significa?”

La industria de los aviones y jets privados está liderada casi en un 100% por hombres. Y Diana, al ser latinoamericana, mujer y vivir en Estados Unidos, es “doblemente minoría” en la industria.

Cuando le preguntamos, nos respondió con un mensaje para todas las mujeres:

“Negar nuestras propias necesidades o instintos de mujer sólo para caber en un club de hombres, es lo peor que podemos hacer. Nunca dejes de ser mujer para ser exitosa. Independientemente de si la industria que quieres está liderada por ellos. Al ser mujer y lograr altos niveles de éxito, hará que te respeten aún más por llegar tan alto.”

TODOS HEMOS FRACASADO ALGUNA VEZ: “Levántate, no pasa nada.”

La vida está llena de experiencias, y es mas difícil aprender sólo triunfando. Para ser bueno hay que fracasar alguna vez; solo ahí verás de qué estás hecho.

Diana nos habla sobre el fracaso más emblemático de su carrera con jets privados, antes de lanzar su empresa, Jet D’Or.

“Recuerdo que fue en el 2012, cuando todavía era parte del equipo de la empresa anterior.” Diana, nos comenta que estaba por firmar con nada más y nada menos que el Barcelona FC. El club estaba buscando la empresa de Jets que trasladaría a Neymar Jr. desde Rio de Janeiro hasta Barcelona para su presentación en la rueda de prensa.

Después de varias semanas de negociación, quedaron solo 2 empresas luchando por el contrato. Luego de confirmar con Diana, unos días antes de que llegaran los papeles firmados, el Barcelona FC canceló porque decidieron irse con la otra compañía que, aunque más cara, venía recomendada por conocidos.

“Me sentí devastada, porque no sólo era un vuelo. Era entablar una relación de negocios con una organización como el Barcelona FC.”, nos comentó Diana, “desde ese momento aprendí que nada es seguro hasta que la cuenta bancaria lo demuestre.”

UN ESPACIO EN LA WEB: “La página web con contenido sobre desarrollo personal.”

En Agosto, Diana lanzó su página web personal para canalizar las oportunidades en los medios que han llegado. También porque quiere compartir su historia, los libros y técnicas que le ayudaron a cambiar de carrera, seguir adelante, soñar en grande y tomar acción.

Tuvimos la dicha de ser los primeros en enterarnos de su nueva página, y aquí te dejamos el enlace para que puedas disfrutarlo.

Nos cuenta que con la moda actual de las mujeres emprendedoras, se animó a crear un conglomerado de anécdotas y artículos basados en todo lo que ha aprendido en este largo camino de hacer lo que ama.

“Así como ustedes en Komienza, me di cuenta que el material para emprendedores, en su mayoría estaba en Inglés. Siento que para muchísimas personas en Latinoamérica puede ser de gran ayuda contar con material de desarrollo personal y lecciones reales de emprendimiento en Español”, nos confiesa Diana.

EL CONSEJO MILENARIO: “¿Que te hubiese gustado saber cuándo empezaste?”

Cuando tomas decisiones a lo largo de tu vida, te encuentras con la incertidumbre de no saber si estás haciendo lo correcto o no.

“Cuando eres joven, es difícil confiar en tu intuición por falta de experiencia. Tomarás decisiones que en el fondo sabes que no son las correctas para ti.  Confía en ti mismo y tu voz interior” es algo que Diana se diría a sí misma cuando era más joven y estaba decidiendo que haría con su vida.

¿ALGO MÁS?

Para finalizar, Diana nos reveló una preocupación, un último consejo y un pensamiento:

“Creo que es más confuso en la actualidad decidir qué hacer con nuestras vidas por la cantidad de información en redes sociales mostrando, falsamente, lo fácil que es ser emprendedor. Todo se ve muy bonito y fácil cuando en realidad es un camino cuesta arriba que requiere de paciencia. Y digo paciencia, porque decir sacrificio es errado. El sacrificio real es desperdiciar tu vida haciendo algo que no te gusta.

Para algunas personas, levantarse a las 2am a responder un correo de un cliente al otro lado del mundo, es un sacrificio. Para mí, es el agradecimiento de tener a alguien en otro país, a miles de kilómetros, que confía en mí para yo venderle un servicio de alto costo.”

“Para un verdadero emprendedor, trabajar extra duro no es un sacrificio. Es una bendición.” – Diana Zuluaga.