Sé Tan Bueno Que No Puedan Ignorarte

“En lo que decidas hacer, sé tan bueno que no puedan ignorarte.” -Cal Newport

Una de las preguntas más comunes que recibo es: “Diana, ¿cómo cambiaste de profesión, de servidora pública a los viajes de lujo?”  En la superficie este parece un cambio inesperado ya que estas dos profesiones están en polos opuestos de la economía. Pero si miramos a profundidad, ambas carreras se basan en habilidades y talentos similares.

En mi proceso de “re-inventarme” y empezar de cero, nada fue al azar. Tomé pasos con intenciones deliberadas y confiando en información verídica acerca de mi misma: mis intereses, mis fortalezas y debilidades, mis valores personales, los momentos más felices y tristes de mi historia y el estilo de vida que quería.

Ojalá pudiera responder a esta pregunta diciendo que fue fácil y todo salió perfecto de la noche a la mañana. Pero estaría mintiendo. Lo que si puedo ofrecerte es un paso a paso del proceso que seguí; que funcionó y que pude haber hecho mejor. Como ya saben, lo mío no es pintar ilusiones rosadas en el aire, sino plantear verdades y realidades, motivarte a tomar acción y lanzarte antes de estar listo. Atravesar la zona incómoda de tu vida mientras subes de nivel es la forma garantizada de ser pleno y feliz.

1. EL COMIENZO DE LA DUDA

Después de 6 años trabajando en el servicio público en organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, la Fundación Clinton, y la Alcaldía de Nueva York, empecé a sentir una insatisfacción profunda con la dirección de mi vida. Viví mucho y muy rápido. Tuve responsabilidades que me hicieron sentir incómoda y como si estuviera viviendo la vida de otra persona. El servicio público es una vocación honorable y era mi meta servir a mi país (Colombia) después de ganar experiencia en el exterior. Pero ocurrieron incidentes que sembraron muchas dudas en mi mente acerca de la profesión que había escogido:

  • Mis jefes y compañeros me decían que yo tenía “demasiadas ideas para trabajar en el servicio público y que yo no cabía en el sistema.”
  • Me decían que era muy estricta, que me relajara y dejara las cosas pasar, aún cuando me parecían corruptas o mediocres.
  • Me decían que debía aceptar el ambiente laboral donde todos trabajan al mismo nivel y nadie debe brillar. 
  • Esto ocurría mientras yo trabajaba unas 10-12 horas y mis compañeros unas 6-7 horas al día; y todos ganábamos el mismo salario. ¡Qué injusto!

Al principio fue difícil aceptar el conflicto interno entre ser fiel a mi misma y caber en un sistema donde tenía tanta ilusión de servir. Invertí mucho tiempo y dinero en esta profesión, así que hice lo que parecía razonable: me reduje para no incomodar a otros. En mis últimos 2 meses trabajando en el servicio público, sentí que se apagaba la llama de mi corazón. La vida no podía ser sólo esto. Decidí renunciar. 

Los siguientes meses (Noviembre y Diciembre del 2011) fueron clave para re-definir, re-organizar, y re-inventar mi vida al empezar de nuevo. Si me tocaba “botar a la basura” la carrera y la maestría en administración pública, pues tenía que valer la pena. Tenía que hacerlo en grande,  pero sobretodo, tenía que ser feliz. En este punto, al menos una docena de personas me dijeron “loca” y que estaba cometiendo «el peor error de mi vida.”

2. INVENTARIO DE MIS HABILIDADES 

Me fui de Nueva York a Barranquilla para estar en calma y reducir mis gastos. Tomé los siguientes  pasos:

  • Me leí el libro “Los Principios del Exito” de Jack Canfield. Este libro lo leo de nuevo al menos una vez al año.
  • Me dediqué a hacer listas de todo lo que me gusta hacer y de todo lo que detesto.
  • Escribí cómo era la mujer que deseaba ser. ¿Quería ser independiente y fuerte? ¿Quería trabajar en equipo? ¿Liderar un grupo? ¿Hablar en público o hacer trabajos privados? ¿Organizar eventos? ¿Trabajar en ambientes competitivos de negocios, o en fundaciones con fines sociales? ¿Trabajar con horario de tiempo completo, o con horas libres por comisión? ¿Qué valoraba más, lo estable o lo espontáneo? ¿Viajar a menudo o estar estable en mi casa? ¿Viajar frecuentemente o tomar sólo unas vacaciones por año? ¿Podría manejar un ingreso variante o necesitaba ingreso fijo?
  • Hice una lista de los rasgos más fuertes de mi personalidad: ¿En qué tengo talento? ¿Por cuáles cualidades me felicitan a menudo? ¿Que talentos tenía en el colegio que me venían con facilidad? ¿Mis amigos me dicen que soy bueno en…? ¿Mi mama dice que cuando pequeño tenía talento en..? ¿Soy extrovertido o tímido? ¿En qué trabajan las personalidades que más admiro?
  • Hice una lista de los rasgos más débiles de mi personalidad: ¿Soy organizado y lo disfruto? ¿Soy bueno en situaciones de crisis o me afecta y me bloqueo? ¿Disfruto ver proyectos que toman tiempo o soy impaciente? ¿Soy competitivo? ¿Soy líder o seguidor? ¿Me gusta tener responsabilidad por un grupo o prefiero ayudar al líder? ¿Puedo seguir reglas e instrucciones? ¿Soy demasiado distraído o puedo concentrarme en actividades detalladas? ¿Me gustan los números o me bloqueo?

La clave es mirarte en detalle con honestidad y realidad. No reduzcas tus talentos por muy grandes que sean, pero tampoco inventes ser bueno en dónde no lo eres. No te puedes mentir a ti mismo por mucho tiempo.

3.  MOMENTOS IMPORTANTES DE MI HISTORIA: PATRONES DE CONDUCTA 

Me dediqué a pensar y meditar en mi historia personal para notar patrones en los momentos más felices de mi vida. Identifique momentos cuando el tiempo volaba y todo te fluía con facilidad.

  • Infancia: ¿Alguna memoria de muchas risas en mi jardín infantil?
  • Niñez: ¿Algún recuerdo de hacer algo por primera vez que me encantó?
  • Adolescencia: ¿Alguna memoria de cuando me sentí escuchado y valorado?
  • Adulto Joven: ¿Algún recuerdo de sentirme productivo y motivado con una actividad en la universidad?
  • Adulto: ¿Que parte de mi trabajo me resulta más fácil y va más con mi personalidad? ¿Qué me emociona hacer y que me causa estrés o ansiedad?

4. EL RIESGO DE EMPEZAR DE NUEVO

Todo este análisis me ayudó a definir mis momentos más felices y productivos. Me imaginé viajando por el mundo hablando con clientes y proveedores acerca de los mejores destinos del mundo. Me emocioné. No tenía experiencia en negocios ni en ventas así que debía buscar un trabajo que ofreciera un nivel básico de contratación. Tomaría tiempo aprender un nuevo negocio, pero tiempo es lo que tenía. Sería un riesgo empezar de nuevo, pero estaba emocionada por probar mis ganas y talentos en un ambiente competitivo de ventas. Me enfoqué en lo que podría salir bien: sentirme útil, productiva, ganar dinero al nivel de mi esfuerzo, estar rodeada de personas similares que valoraran mi trabajo, aprender una nueva industria, ganar libertad para viajar, pagar mis deudas, ahorrar. Decidí confiar en mi misma y avanzar sin miedo. Nadie más puede cambiar mi vida sino yo misma. ¡Si no logro nada con mi vida, sólo puedo culparme a mi misma!

5. PASOS QUE ME AYUDARON 

  • Actualicé mi hoja de vida enfocando mis experiencias que podrían traducirse a la nueva industria de los viajes. Incluí palabras clave de la industria en la aplicación y expliqué mi interés y habilidades para los trabajos a los que aplicaba, uno por uno.
  • Leí obsesivamente en internet sobre la industria de los viajes de lujo, qué tipo de empresas ofrecen este servicio, qué conocimientos tienen las personas que trabajan esa industria, etc.
  • Busqué empresas que aceptaran empleados en nivel básico o en programas de entrenamiento con posibilidad de empleo. Para mi sorpresa, había muchas. Apliqué a más de 50 trabajos en hoteles y agencias de viajes de lujo, empresas de servicios de concierge, empresas de aviones y jets privados. Obtuve 4 entrevistas y 2 ofertas de empleo.
  • Una empresa de aviones y jets privados me entrevistó un frío Jueves de Enero del 2012. Empezamos 5 hombres y yo en el programa de entrenamiento para vendedores de vuelos privados, sólo por comisión y sin salario fijo. Es un riesgo grande trabajar sin tener salario garantizado, pero mi intuición me empujó  a tomar ese trabajo. El Universo estaba produciendo oportunidades en donde yo podría florecer. A las dos semanas, los 5 hombres que empezaron conmigo habían renunciado y yo había cerrado 3 negocios importantes. Mis jefes no lo podían creer. Yo daba gracias a Dios y seguía con hambre de aprender más. Había encontrado una forma de ganar dinero que me parecía emocionante y en la que mi personalidad encajaba a la perfección. Nunca miré hacia atrás. Con mis nuevos ingresos implementé un plan de acción para pagar mis tarjetas de crédito y algunos préstamos personales. Estaba ansiosa por ser libre de deudas para poder empezar a ahorrar y viajar. Después de ganar mucha experiencia y sentir más confianza en mi conocimiento de la industria de los jets privados, vino la decisión de emprender y lanzar mi propia empresa.

La pasión viene cuando eres tan bueno en algo que disfrutas, que hasta lo harías gratis. Muchas personas persiguen algo que creen que les apasiona sin cerciorarse si tienen los talentos indicados o la determinación para aprenderlo. Si trabajas en lo que utiliza tus mejores talentos, serás tan bueno que sentirás mucha pasión; te sentirás útil y valorado.

Si estás pensando en re-inventarte, te invito a hacer el análisis de tus talentos y debilidades para escoger un trabajo que vaya acorde contigo y tus valores. No te lances o te quedes haciendo lo que no te gusta sólo por presión de tu familia o amigos.

Quisiera tomar un momento para aclarar que estoy compartiendo mi historia en particular. No estoy diciendo que todos tengan que cambiar de profesión para alcanzar su máximo potencial. Hay empresas increíbles que dan oportunidades de crecer. Yo no tuve esa fortuna y por eso tomé decisiones radicales. Hay muchas personas que ya están en trabajos maravillosos y que van acorde a sus talentos. Tu puedes generar dinero en un trabajo que te guste y que también financie los hobbies que te apasionan. No creas que la única forma de ser feliz es dejar todo atrás y viajar por el mundo como hippie y sin dinero, como lo publican tantos en las redes sociales. No caigas en la trampa de tener que publicar en internet la foto de cada café que te tomas. Eso no es la vida real. En la vida real, es nuestro deber desarrollar talentos, conocimientos y experiencia a través del tiempo. Entre más valor ofrezcamos, nuestros jefes y clientes estarán dispuestos a pagarnos más. 

Muchos amigos que hicieron cambios en su vida no re-inventaron su profesión por completo; un pequeño cambio de empresa o especialidad en su misma industria también puede generar grandes beneficios para tu felicidad. Sea cual sea tu camino (empezar de cero o hacer un pequeño cambio) haz que valga la pena.

Cuando decidí cambiar mi vida y empezar a trabajar como principiante en una nueva industria, también conocí a Adam. Hoy es mi esposo. Pero esa historia se las dejo para otra ocasión 🙂

***

Muchas gracias por leer «Sé Tan Bueno Que No Puedan Ignorarte.» Si estás pasando por un proceso de transición y cambio similar, ¡Déjame tus preguntas y comentarios! Es un honor para mi que leas esta publicación.

RECURSOS RELACIONADOS PARA TU CRECIMIENTO:

1. Te invito a ver la Masterclass en VIDEO gratuita «Los 5 Pilares de Una Vida Próspera» donde enseño en detalle los pasos que han transformado mi vida. Inscríbete para acceso inmediato AQUI. 

2. Un segundo VIDEO gratuito y poderoso es mi Masterclass «El Gran Salto: De Clase Media a Clase Mundial.» Inscríbete para acceso inmediato AQUI. 

Showing 17 comments
  • Estefania

    Me encanto todo lo q dijiste yo estoy pasando por algo similar cda vez q iba leyendo me reflejaba a mi misma, excelente de verdad

    • JessiKa

      Diana, me impresionó tanto esta historia, tu desarrollo en el mundo personal, profesional y empresarial es brillante. Siempre que leo tus temas, trato de ver como copiar tus trucos y aplicarlos en mi con un toque distinto y personal. Eres una persona bien organizada en tus recomendaciones, gracias a Dios por tu sabiduría. Abrazos…

  • Paulina Torregrosa

    Me encanta tú historia,

    Inspiradora. Continua compartiendo historias de éxito, este blog cada vez se pone mejor.

  • scarlet

    Guahoooo me siento tan identificada.. primera vez que leo algo que yo no había podido entenderlo en mi! Que gran ejemplo y que orgullo para ti misma ser quien eres gracias a la confianza en ti!

  • Yvonne Pérez

    Gracias por sus palabras, para reflexionar y empezar a enfocar las cosas de manera distinta. Las tendré en cuenta.

  • nancy mora

    Excelente estoy pasando por lo mismo es gratificante saber de experiencias como las de ustes y saber que si se puede ser autentico y feliz

  • Karla Piña

    que bonito!!, gracias!…me llegó en el momento justo:)
    FODA aplica para todo.

  • Tasha

    Me encanta poder compartirte con el mundo a través de dianazuluaga.co, eres demasiado admirable!!! Es tan perfect timing este post, que va con Mercurio retrógrado iniciando Libra, El Universo nos ama… Gracias???

  • Janu

    Excelente publicación motivacional.
    Gracias

  • Silvana Robles

    Llore con tu historia, Es fascinante, Yo de igual estuve en las mismas, hace un año renuncie porque sentí que mi alma ya no sonreía, no ha sido fácil porque no he conseguido el trabajo que me haga reír por lo que ahora estoy reinventándo mi vida … Gracias por compartir tu historia

  • Edgar

    Hola Diana, me encantó este post, en este preciso momento de mi vida quiero reinventarme, me faltaba tener claro los tips que debo analizar de mi vida y este post me los mostró. Mil gracias por tan valioso aporte. Abrazo desde Barranquilla.

  • yara garcia

    excelente, es impulsador y muy cierto..

  • Eliana

    «La clave es mirarte en detalle con honestidad y realidad.´´ a veces pensamos que la realidad de lo que somos es horrible y cuando nos arriesgamos a mirar nos sorprendemos con las maravillas que encontramos. Gracias por tu coraje, me invita a tenerlo!

  • Cipdeg Guevara

    Gracias por compartir tu historia. Yo estoy, a mis 36 años, en una situación similar a la que sentiste tú. Soy profesora de inglés pero lamentablemente en mi país Venezuela es muy mal pagada por el Estado. He tenido incluso que buscar empleo en una academia de inglés privada para poder «subsistir». ¡Es agotador! Me gusta mi profesión pero a estas alturas de mi vida siento que no es rentable para cubrir mis gustos y placeres del todo. Siento que no me está generando estabilidad económica sólida. Me encanta viajar y de hecho antes lo hacía pero hoy día se me ha hecho difícil y realmente quiero poder viajar nuevamente, no solo dentro de mi país sino por el mundo. En la fotografía, en las manualidades y en el diseño he descubierto que tengo talento aparte de hablar inglés perfecto pero siento un poco de inseguridad. Tal vez por eso no me dedique del todo a ellas. Este artículo me puso a pensar. Es interesante todo lo que planteas. Espero poner en práctica algunas recomendaciones que haces aqui y poder escribirte nuevamente dándote la respuesta sobre el gran salto. Saludos desde Venezuela :3

  • Ana Victoria

    Gracias por este regalo amiga <3

  • Eli

    Hola Diana, he leído varios de tus artículos y woow! De verdad es impresionante lo que haces, al leer este posta me doy cuenta de que atravieso una situación en la que me gustaría dejar todo y arriesgarlo, no es fácil pero quizá con estos cuestionamientos que dejas aquí para plantear el camino sea más rápido y pueda seguir sorprendiéndome con las maravillas que el universo ha creado. Saludos desde México.

  • Jessika Chirinos

    Diana este articulo es poderosisimo para encontrar nuestra vocación de servicio!!! en cualquier área de nuestra vida y asi ponerla a funcionar con libertad y felicidad. Es que eso es lo que Dios quiere y espera de nosotros, ser unos pequeños investigadores y curiosos de nosotros mismos para ir en crecimiento y evolución. Que hermosa historia y ejemplo eres de vida para todos nosotros los que creemos en ti. ¿Qué aprendí? para empezar, que soy adicta a la lectura e investigación, esto me aporta mucho aprendizaje y cada vez deseo saber mas, re-invertarme fue fácil con estas experiencias tuyas, he querido ser empresaria e inversionista en la quietud de mi hogar, moverme desde el anonimato y discreción, lo cual esto me llevó a emprender en las ventas por colecciones, dirigiendo un grupo de vendedores y distribuidores desde casa. Todo lo manejamos por internet, transferencias bancarias, Whatsapp. Hice una analisis personal con respecto a los intereses del FODA en relación al marketing y encontré una duda, duda que me paraliza algunas veces para tomar decisiones. Para salir de la especialización del trabajo en casa, he querido hacer varias cosas para romper con esa rutina, producir mas, sentirme en movimiento constante ¿Como saber que no estoy distrayendo mi proyecto en funcion de la vision, con los múltiples intereses que nacen? ¿Estaria rompiendo reglas mas que rutinas? ¿Guardaran relación estos intereses por mi deseo de ser inversionista? ¿Cómo alinear mis deseos con lo que quiero ser?